5 de junio de 2008

Medios y democracia

Por una nueva redistribución del espacio de las comunicaciones

"Es que las empresas mediáticas se han erigido en los auténticos representantes del pueblo, bajo la excusa de la evidente crisis de fondo que padecen los partidos políticos en Argentina (como en buena parte de Occidente). Es un pretexto engañoso: en su ejercicio, los grandes medios coadyuvan a la agonía de las organizaciones partidarias a cuya suplencia, supuestamente, concurren solidarios. El mecanismo es simple: los grandes medios dicen darles espacio a todas las voces (a todas las voces que invitan, claro), y por carácter transitivo aparecen como depositarios de la soberanía. Desde tan inmaculado lugar, juzgan a gobiernos, a parlamentos, a jueces, absorben la sabiduría de los expertos y las emociones de los sufrientes, diseñan los sueños de la audiencia sin pretensiones para luego acompañarla y premiarla, denuncian delitos, testimonian crímenes, editorializan sobre cualquier sector, compran o fabrican prestigios para más tarde re-venderlos, mientras recurren a los golpes fáciles y a la repetición infinita de sí mismos para lidiar en el mercado del rating y concluir presumiendo que, a ellos, “la gente los elige todos los días” en una suerte de comicios “más directos” que aquellos donde concurren cada dos años las fuerzas partidarias y la ciudadanía. Pero guay que a alguien se le ocurra señalar que también entre ellos, los grandes medios erigidos en jueces supremos, hay, por ejemplo, corrupción, venta de servicios informativos y simbólicos al mejor postor o intereses espurios. En ese instante las pugnas por el rating se suspenden, la corporación cierra sus filas y hasta las voces de los grandes medios europeos o norteamericanos acuden en su ayuda. Es que ¿cómo habrían de ser falibles si apenas se dedican a testimoniar “objetivamente” lo que ocurre? Y la falacia se cierra sobre sí misma."

De la Carta de los intelectuales argentinos. VER TEXTO COMPLETO AQUI.

Claro, esto no lo publicará ni "El Gran Diario Argentino", ni la "Tribuna de doctrina"...

3 comentarios:

Analía dijo...

lo había leído. Ojalá sirva para tener una nueva ley de radiodifusión participativa y democrática. Los grndes medios son formadores de opiníón y constructores de realidad y de subjetividades. Todo un peligro cuando sabemos que los grandes medios son grandes empresas en donde las leyes de mercado son el eje. Así, no es dificil ver como las noticias cotizan en el mercado. Y la realidad la subjetividad y la información, se transforman en una mercancía.

Una víctima casi perfecta dijo...

Hola, gracias por la visita y tus palabras. Estaré visitando tu blog...me gustó, creo que un hombre preocupado por esas cosas que pasan en el mundo y nos afectan, esas que cuando vemos ya las tenemos encima y no hicimos nada.
Para tí, un beso en la estrella que queda cerquita de tu ventana...

Chúcaro dijo...

Gracias Analía.
Efectivamente. El tema es que hay que juntar fuerzas para no permitir que la que se viene desde los medio, quiebre una esfuerzo para derribar la ley de la dictadura que pactó Videla con la Señora de Noble.

Bienvenida Víctima!!!