19 de junio de 2008

Pibes laburando

El laburo de los pibes es una mierda.
Los argumentos "culturales" que lo justifican también.
Esta mañana escuché por radio que en hay 1 millón de pibes que laburan acá.
Mano de obra barata, "aprendices" esclavizados, futuro hipotecado.
El 1 de julio de 1999, la OIT aprobó el Convenio 182 contra "las peores formas de trabajo infantil".
Hay formas de trabajo infantil que no sean "peores"?
Muchos se escandalizan cuando les hablan de prostitución infantil en Sri Lanka, pero sonríen socarrones cuando se trata de los que cosechan algódón en el Chaco porque ayudan al papá.

Adiviná: ¿qué sector de la economía tiene la mayor influencia en esto? Mirá.
Cuanto mas trabajo para los padres, menos laburo para los pibes.

Para que no haya más juguetes robados.
Amén.

6 comentarios:

eduardesky dijo...

indiscutible, el trabajo infantil es una atrocidad y se combate, como tantas cosas, con educacion, inversion en educacion, rubro donde nuestro pais tiene aun mucho por recorrer

muy buen aporte sobre el campo, datos oportunos, me veo tentado de postearlo en mi blog

saludos

Carla dijo...

Sin ir más lejos detrás de bambalinas de TN, es decir, fuera de la cápsula no sólo caen limones. Debajo la autopista y más allá. No hay que ser muy estudioso de "lo social" para saber lo que pasa con los menores. Prostitución, droga, explotación, maltrato, etc.
ALGO MÁS?
Saludos

Fauntella dijo...

que tristeza da, hay tantos pibes sin futuro, no solo porque trabajan, sino porque viven bajo autopista enfermos, sin una familia que lo contiene, sin morfi, sin padres, o con padres adictos o alcohólicos, padres ausentes, maltrato. Lo veo a diario, y realmente es un bajón.

ADN dijo...

el trabajo infantil es el resultado de este pais, que cree que la solidaridad es darles un pedazo de pan a los negritos de las villas y salir con las cacerolas, claro

dispersa dijo...

sabes q creo q el trabajo infantil se da mas en la ciudad,no sabía de este dato pero ahora este sector son los dueños de las peores atrocidades.

Si recorremos la ciudad no nos alcanzan los dedos para contar los niños.Siempre los más vulnerables.

Chúcaro dijo...

Gracias por los comentarios...
Temas tan dolorosos.
Los/as comentaristas (siempre certeros) somos gente de ciudad. Y tenemos eso que describen en cada esquina.
No les parece que nos acostumbramos?
El otro día Barcelona decia (en su tono ironico y socarron) algo asi como "porque a los argentinos los enternece más un cachorrito abandonado que un negrito pidiendo?"